El Astro Rey, nuestro querido Sol es la base de la Vida. Sin él no sería posible este fenómeno y posiblemente sea ese mismo astro el que finalmente imposibilite nuestra existencia en el planeta Tierra… si antes no lo hacemos nosotros mismos.

Rayos de Vida es un proyecto personal que va sobre eso, la vida misma. A pesar de que el sol directo me produce migraña y procuro evitar exponerme al Astro Rey durante varios minutos seguidos, siempre he sentido atracción por los colores que dibuja en nuestra atmósfera terrestre.

Resulta obvio que ese juego de luces y fuego se acentúa en la salida y puesta del gigante, pero nunca me ha dejado de sorprender su ilumimación a todas horas del día.

Según van sucediéndose las estaciones del año, también el ángulo desde el que incide sobre nuestra posición varía y lejos de aburrir, te muestra el mundo de una forma distinta cada vez que aparece.

Se trata del foco de luz más potente que existe para nosotros y ni la ley inversa al cuadrado impide que llegue a cualquier rincón de la Tierra, ayudándonos a componer imágenes increíbles, ensoñadoras.

El Sol es Luz, es Luz de Vida, sus rayos son Rayos de Vida.

¡Gracias por tu atención!